Bandas y Mangueras

Por muy simples que estas sean, las bandas y las mangueras de nuestro motor deben de ser revisadas cada determinado tiempo, pues al igual que muchas cosas, se desgastan con el tiempo y pueden reventarse en el caso de las bandas, o presentar fugas en el caso de las mangueras.  Si una banda se revienta, el vehículo lo puede dejar varado, y si una manguera tiene fuga o también llega a reventarse, puede ocasionar sobrecalentamiento en el motor y esto podría provocar daños aún mayores al mismo.

Cada vez que se haga un cambio de aceite al vehículo, puedes checar las mangueras presionándolas para verificar que tan duras o blandas estén para, si es el caso, reemplazarlas, al igual por ver fugas, grietas, ampollas o algún otro daño visible en el exterior de la manguera.